Seleccionar página

cerrajerodonostia.online , los más profesionales

Los aspectos de seguridad ameritan ser conocidos por todos, pero para ello es necesario que una persona entienda y comprenda que la seguridad está conformada por un conjunto de acciones y materiales que en ocasiones pueden parecer ínfimos pero que son vitales para la misma.

En este caso, te estamos hablando de las cerraduras en múltiples ocasiones podrás sentir que las llaves no cumplen un papel protagónico en la seguridad, pero te equivocas estas resultan sumamente importantes ya que son el medio de acceso para cualquier espacio.

Es por ello, que hoy te traemos unas líneas dedicadas, al mayor de los problemas, que es cuando la cerradura de la puerta no funciona, presta atención a los casos planteados y cómo puedes solucionarlo.

  • Revisa si estas usando la llave idónea: Si la llave de tu puerta no funciona bien, el primer y más obvio paso es asegurarse de que está usando la llave correcta.

Una vez que la puerta se abra, prueba la llave de nuevo.

Si funciona fácilmente, puede que el cerrojo no este acoplando la placa de golpe correctamente, en este caso procede con la ayuda de un destornillador a enderezarlo, recuera no hacer mucha presión sobre el mismo.

Si no funciona aún, considera lubricar la cerradura con grafito, esto puedes hacerlo por medio de un rocío (esta es una modalidad de la presentación de grafito más idónea para la relación de problemas en las cerraduras).

A continuación, rocía un poco de grafito en la llave y prueba varias veces, hasta que esta abra de sencilla forma.

  • Si la llave gira pero no desbloquea la cerradura, desmonta la cerradura de modo que puedas estar seguro de que la leva o espiga está correctamente acoplada con el perno.

Reemplaza las piezas rotas y vuelva a montar la cerradura.

Esto puedes hacerlo con gran facilidad, basta que coloques la misma sobre una superficie plana, buques el instructivo de su conformación interna que viene con ella, o sino por internet busques una imagen de sus sistema interno.

Que te permita conocerla, con la ayuda de un destornillador basta que retires las partes malas, y las lleves a la tienda para poder comprar las mismas, asegúrate de aguatarlas de forma correcta.

Luego toma la cerradura y colócalas con todos sus tornillos en el interior de las puertas, prueba con la llave su funcionamiento.

  • ¿Está bloqueada la cerradura? Si la llave no entra en la cerradura, pregúntate si el tiempo es lo suficientemente frío para que la cerradura sea congelada.

Si es así, puede calentar la llave e insertarla gradualmente en la ranura de la cerradura.

Repite el calentamiento e inserta la llave hasta que el hielo se haya derretido, o en todo caso el sistema interior de la cerradura despeje.

Recuerda que la llave debes calentarla con la ayuda de un yesquero no es necesario que la calientes toda, basta que solo apliques calor a la parte de la sierra.

Eso sí asegúrate de sostenerla con pinzas, mientras realizas el proceso todo ello con la finalidad de evitar quemaduras desagradables que puedan acarrear problemas con la misma.

Por igual, asegúrate de no someterla a temperaturas elevadas, recuerda que el metal es fácilmente manipulable con el fuego, esto puede acarrearte mayores problemas.

En todo caso, también puedes considerar el calentamiento de la cerradura en sí misma, siendo necesaria la colocación del yesquero con cierta proximidad a la misma.

En todo caso, este es un proceso que debes llevar a cabo con sumo cuidado y detenimiento, no ameritas hacerlo con rudeza ni forzando nada, solo se paciente y muy previsivo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!